Trácalas al descubierto en la FMA

lara

CON INFORMACIÓN DE LA PERIODISTA: BEATRIZ PEREYRA (REVISTA PROCESO)

La permanencia de Mariano Lara Tijerina al frente de la Federación Mexicana de Atletismo pende de un hilo. Proceso pudo examinar un abultado expediente elaborado con información proporcionada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), en el que se detallan las millonarias irregularidades en que han incurrido el funcionario y dos de sus principales colaboradores.

El presidente de la Federación Mexicana de Atletismo (FMA), Mariano Lara Tijerina, y dos de sus colaboradores cercanos, Alfredo Pérez Carmona, secretario general, y el contador Moisés Requena, son mencionados como responsables de hacer dobles y hasta triples comprobaciones de gastos de hospedaje, boletos de avión, viáticos y campamentos de preparación. El señalamiento consta en un expediente de más de 100 hojas que contiene cartas, correos electrónicos, boletines, reportes e información relacionada con los subsidios económicos que la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) proporciona a la FMA.

El documento, del cual Proceso tiene una copia, fue entregado al director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Carlos Hermosillo, como prueba del manejo desaseado que Lara Tijerina, presidente de la FMA, hace de los recursos públicos que anualmente recibe del gobierno federal.

«Es un resumen del financiamiento recibido (por la FMA) de la IAAF durante 2005 y 2006, (recursos) que también son pagados por Conade o los organizadores de los eventos y reembolsados por el comité organizador; de esta manera Alfredo Pérez y Mariano Lara junto con el contador Moisés Requena obtienen triple ganancia», señala el documento.

Con base en esta compilación de evidencias, la Conade llamó a cuentas a Lara Tijerina el viernes 19 de octubre, y le dio como plazo hasta el jueves 25 para que presentara las pruebas de su inocencia en torno a los señalamientos que pesan en su contra: irregularidades administrativas y financieras, inexistencia de programas serios de trabajo, beneficios personales aprovechándose del cargo y actos en perjuicio de los atletas mexicanos por su inoperancia en competencias internacionales.

La rebelión en contra de Lara Tijerina es encabezada por la velocista Ana Gabriela Guevara, quien junto con un grupo de atletas de alto rendimiento piden su salida de la FMA. Es más, la excampeona del mundo en 400 metros advirtió que no acudirá a Los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 si el también vicepresidente del Comité Olímpico Mexicano no es cesado. Según un cable de la agencia Notimex, alrededor de las 17 horas del jueves 25 se presentó un mensajero de Mariano Lara en la Coordinación de Normatividad y Asesoría Jurídica de la Conade para entregar la documentación solicitada por el organismo rector del deporte nacional.

«José Luis Valle Cosío (jurídico de Conade) será quien estará a cargo de la revisión y tendrá ahora diez días hábiles para revisar el informe», decía el despacho.

Es difícil que en esta ocasión Lara Tijerina, quien desde 2003 ha estado al frente de la FMA, pueda salir avante, pues los documentos que contiene el reporte ponen al descubierto que el federativo es proclive a alterar las comprobaciones de gastos.

Un ejemplo: el presidente de la IAAF, Lamine Diack, envió una carta a Lara Tijerina en la que le informa que, como cada año, se le otorgará un soporte financiero a las federaciones que participen en los distintos eventos internacionales avalados por dicha asociación.

Según la misiva, el apoyo consiste en una «contribución total o parcial de los costos para viajes y hospedaje», así como un «subsidio para la preparación de atletas que participarán en ciertos eventos».

El máximo jerarca de la IAAF le dice a su interlocutor que le complace informarle que durante 2005 y 2006 lo apoyará en cuatro eventos mundiales para el primer año (en Francia, Marruecos, Finlandia y Canadá) y en otros cinco para el segundo (Rusia, Japón, España, China y Hungría).

Así mismo, especifica que algunos subsidios de hospedaje «serán cubiertos por los comités organizadores locales de cada país». De esta manera, de acuerdo con la carta, la FMA recibió 90 mil 54 dólares como subvenciones para hospedaje, viajes y preparación.

La directora de servicios corporativos de la IAAF, Charline Hering, fue la encargada de la transacción electrónica para que los recursos se depositaran en una cuenta bancaria a nombre de la FMA.

Mañas y falacias El expediente de la IAAF explica que «todo el costo de los eventos se lo carga (Mariano Lara) a la Conade.

Esto sin tocar el punto de capacitación que subsidia la NACAC (Asociación de Atletismo de Norteamérica, Centroamérica y del Caribe). Haciendo cuentas, con el 7% y el 14% (impuesto que Lara cobra a los atletas que participan en las competencias nacionales) de los eventos de ruta, más un millón de pesos, adicionalmente (sic) el cobro de los avales y los subsidios de la IAAF las utilidades netas son atractivas y repartidas entre tres: Alfredo Pérez Carmona, Mariano Lara y el contador Moisés Requena».

Más: el 12 de diciembre de 2006 Lamine Diack envió a Lara Tijerina otra carta titulada «Subsidio 2007», redactada en inglés, en la que mencionaba que para 2007 le otorgaría 15 mil dólares. En el escrito el remitente indicaba que para poder recibir los recursos, la FMA debía cumplir con las reglas de la IAAF estipuladas en el artículo 4.9 de los estatutos del organismo internacional: «Entregar un reporte anual antes del 31 de marzo de 2007, utilizar la red de correo electrónica de la IAAF como medio para hacerlo llegar, participar en al menos una serie atlética mundial o competencia continental, organizar el campeonato nacional anual y tener un lugar permanente para las oficinas de la federación».

El reporte anual 2006 fue entregado en tiempo y forma y la FMA recibió los 15 mil dólares. Pero en otro documento titulado Propuesta para la utilización del subsidio 2007 –que no se incluye en el expediente enviado por la IAAF, y del cual Proceso obtuvo una copia–, la FMA, con tal de obtener esos recursos, informó a la IAAF que éstos se gastarían de la siguiente forma: 2 mil dólares en «números, fotofinish y jueces» para el Campeonato Nacional de Campo Traviesa que tendría lugar en febrero en Pachuca, Hidalgo; 4 mil para el Campeonato Nacional de Atletismo de Morelia, Michoacán, programado para junio; 4 mil para el Campeonato Nacional Juvenil de Atletismo, a realizarse a finales de mayo y principios de junio en la capital poblana, y 5 mil para la compra de boletos de avión para viajar a Sao Paulo, Brasil, al Campeonato Panamericano Junior.

Sin embargo, Lara Tijerina omitió decir que las primeras tres competencias fueron financiadas por los institutos del deporte de los estados y en algunas ocasiones por los municipios. En el caso de Puebla, el Campeonato Nacional Juvenil –la Olimpiada Nacional– fue organizada y cofinanciada por la Conade y el gobierno poblano.

Por lo que atañe a la competencia de Sao Paulo, los gastos corrieron a cargo de la Conade.

En su reporte anual 2006, la FMA detalló que durante ese año obtuvo ingresos por 678 mil 619 dólares y que sus erogaciones sumaron 568 mil 467 dólares, y explicó que su presupuesto para 2007 sería de 892 mil 857 dólares.

Además, la FMA recibió de la Conade 11 millones de pesos para este año.

En otro documento, Declaración de gastos del subsidio 2006, enviado a la IAAF por la FMA, ésta «explicó» en cuatro rubros la forma en que ejerció los 568 mil 467 dólares: 1) Administración de la federación: 90 mil dólares en el salario de 11 personas, 10 mil en llamadas telefónicas y 4 mil 500 en papel, toner y reparación de equipos; 2) organización de competencias: 9 mil 500 dólares en el Campeonato Nacional de Campo Traviesa, 18 mil en Campeonato Nacional al Aire Libre y 220 mil en el Campeonato Nacional Juvenil, léase la Olimpíada Nacional; 3) en viajes a competencias y campamentos para entrenar: 158 mil 482 dólares en boletos de avión y otros 52 mil 965 para campamentos de entrenamientos nacionales e internacionales, y 4) en el apartado otros/equipamiento deportivo: 5 mil dólares en «varios equipos deportivos».

Proceso pudo documentar que los salarios de los 11 administrativos mencionados oscilaban entre los 3 mil, 5 mil y 7 mil pesos mensuales, cantidades que contrastan con los 39 mil pesos brutos que devenga Alfredo Pérez Carmona, secretario general de la FMA.

Pérez Carmona, tamaulipeco de nacimiento y amigo de Lara Tijerina, cobra dicha cantidad aunque no se sabe si por quincena o por mes, puesto que los recibos que le extiende la FMA –de los cuales este semanario posee tres copias– tienen dos leyendas.

La de la parte superior indica: «días trabajados 15», mientras que la que aparece en la parte inferior tiene una tipografía diferente y especifica la fecha que corresponde al período de pago.

Uno de los recibos indica que Pérez Carmona cobró del 1 al 31 de enero de 2007.

Lo mismo sucede en los recibos de marzo y abril. Además, en el espacio dispuesto para el nombre del empleado, donde debería figurar el RFC hay un blanco; en el del IMSS dice «EMPLEADO CONI», y en el de cuota aparece la cantidad «$2,600».

También se indica que Pérez Carmona ingresó el 1 de marzo de 2003 y que su jornada laboral es de ocho horas. En la parte de los datos del patrón está el nombre de la Federación Mexicana de Atletismo con registro federal de causantes FMA840128QFA, y en la correspondiente al IMSS aparece nueve veces el número 4. El recibo contiene también las deducciones que la FMA le hace a Pérez Carmona. Por el concepto de «impuesto», a este empleado se le descuentan 10 mil 685. 88 pesos, y mil 383.15 por el de «subsidio acreditable». En el rubro cuota del IMSS el descuento es de .00.

Si las matemáticas no fallan, en total deberían restarle al sueldo del secretario general 12 mil 69.03 pesos, pero esto no ocurre así. Únicamente se le descuentan 9 mil 302.73 pesos, por lo que su salario neto es de 29 mil 697.27 pesos. Subsidios En otra parte del expediente se ofrecen ejemplos de los subsidios que la FMA recibe de la IAAF y de comités organizadores de eventos atléticos en varios países.

En un caso, por ejemplo, se documenta que para el 11 Campeonato Mundial Bajo Techo Moscú 2006 la IAAF informó a la FMA –en un boletín fechado el 7 de diciembre de 2005– sobre las condiciones económicas para la estadía de los equipos en el hotel oficial de la IAAF.

En ese boletín se precisa que el «comité organizador local ofrece alojamiento completo para los atletas dentro de la cuota para el período oficial (del 8 al 13 de marzo)».

En el mundial fue inscrito de manera extemporánea el mexicano Giovanni Lanaro en la prueba de salto con garrocha. Pérez Carmona pidió a Carlo de Angeli, de la división de competencias de la IAAF, aceptar la solicitud de manera extemporánea. De Angeli respondió que sí, y le pidió a Pérez Carmona que enviara el nombre del entrenador de Lanaro, las fechas de llegada y salida, que precisara el número de habitaciones requeridas –dobles o sencillas– y los arreglos del viaje de Estados Unidos, donde reside Lanaro, a Moscú.

El director técnico de la FMA, Pérez Carmona atendió la solicitud de Carlo de Angeli y avisó que el costo del boleto de avión sería de 673 dólares. El 8 de febrero de 2006, Daniel Coupaye, de la oficina de viajes de la IAAF, envió un oficio a la FMA en la que informaba a esta federación que «le reembolsaría 673 dólares por el atleta participante en el Campeonato Mundial de Moscú 2006 si presentaba una copia de la factura de la agencia de viajes y otra del boleto de avión comprado».

En el Campeonato Mundial de Atletismo Helsinki 2005 los apoyos de la IAAF fueron, como siempre, más que generosos. El organismo internacional ofreció a todos sus miembros costear los viajes y hospedajes de los atletas participantes.

En una carta enviada el 11 de marzo de 2005 a la FMA, la asociación que preside Lamine Diack explicaba: «No se cobrará cuota de participación de los equipos, además de que el viaje y hospedaje por 12 noches de los atletas que competirán, será pagado por el comité organizador local y la IAAF».

También aclaró que, de acuerdo con el número de integrantes de la delegación de cada país, cada federación nacional tendría derecho a un determinado número de oficiales (hombres de pantalón largo) que se beneficiaría del subsidio de hospedaje y que, tal como sucedió en el Mundial de París 2003, cada equipo participante «será elegible para recibir un total de mil dólares, en caso de que el equipo esté compuesto por un atleta que compita, y de 2 mil dólares en caso de que el equipo esté compuesto por más de un atleta que compita».

El expediente de la IAAF da cuenta de más subsidios. Refiere, por ejemplo, que la FMA recibió en julio pasado 12 mil dólares de parte de la NACAC para el Campeonato para Mayores de Atletismo, realizado en El Salvador.

El reporte relativo a este asunto, que incluye la lista de los competidores y una copia del formato enviado a la FMA, dice: «La NACAC apoyó a la Federación Mexicana de Atletismo con 12,000 US Dollars para boletos de avión por haber llevado más de 30 atletas, monto correspondiente a más o menos el 50% del costo de la delegación; sin embargo, estos boletos los pagó Conade, obteniendo nuevamente ‘los tres socios’ de la Federación una utilidad de 12,000 USD.»

Y sugiere: «Esta información puede ser corroborada en los teléfonos y correos (electrónicos) que aparecen en dicha carta sobre cuándo y cómo se hizo el pago». Incluso anexa un correo electrónico enviado por el presidente de la NACAC, Amadeo Francis, a las federaciones miembro, en el que les recuerda que como estímulo para el Campeonato Mundial de Campo Traviesa de Fukuoka, realizado en abril de 2006, la IAAF cubriría todos los gastos de los equipos ganadores en cada una de las cuatro categorías del Campeonato de Campo Traviesa efectuado el 11 de marzo de 2006 en Clermont, Florida.

En dicho evento, sancionado por la Federación de Atletismo de Estados Unidos (USATF, por sus siglas en inglés), México se adjudicó el primer lugar en la categoría senior con Juan Luis Barrios.

«En este caso, al participar México en el Campeonato NACAC de Campo Traviesa y ser el campeón en la categoría abierta (senior), la IAAF cubrió los gastos de hospedaje, alimentación y transporte aéreo de los ganadores, gastos que, sin lugar a duda, Conade pagó también a la FMA», refiere el expediente.

Hay más: Mariano Lara recibió el 9 de enero de 2006 una invitación de parte de la USATF para participar en el NACAC de Florida.

«Cordialmente invitamos a 20 atletas y oficiales de México del 9 al 11 de marzo de 2006 a participar en el Campeonato de Campo Traviesa». La carta añade que la «USATF proporcionará dos noches de hospedaje (en ocupación doble), comida y transportación local para todos los participantes invitados».

Otro ejemplo de los recursos económicos que la FMA recibe de la IAAF queda de manifiesto en los correos electrónicos que este último organismo intercambió a través de su oficina de viajes con la FMA, y que forman parte del copioso expediente.

La titular de la mencionada oficina, Nathalie Jurinic, envió un correo electrónico a las federaciones de varios países, entre ellas la de México, en el que les ofreció comprar los boletos a los deportistas que viajarían al Campeonato Mundial de Atletismo de Osaka 2007.

México respondió a la representante de la oficina de viajes de la IAAF que la FMA compraría sus boletos

Jurinic insistió: «Si desean que la IAAF reembolse los boletos de los atletas que participarán, deberán mandarnos sus tarifas de viaje para que éstas sean aprobadas antes del viernes 20 de julio».

El expediente también incluye una acotación sobre este aspecto: «En este caso, la IAAF reembolsará los boletos de avión de Osaka, Japón, para lo cual se envió una tarifa de inscripción preliminar». A principios de octubre, la IAAF decidió que no entregaría a la FMA los 15 mil dólares de apoyo correspondientes a 2008 en respuesta al incumplimiento de programas y eventos de 2006 y de 2007.

En esos dos años, la federación que preside Lara Tijerina no realizó el Día Mundial del Atletismo, a pesar de que la IAAF depositó por lo menos mil 500 dólares en la cuenta que maneja Moisés Requena, así como varias cajas con material para tales eventos (banderines y playeras). El funcionario nunca aclaró en qué se utilizó ese dinero.

Por su parte, la IAAF reportó este año a la FMA que las cajas habían sido devueltas y ahora estaban en Mónaco, sede de la asociación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: