¿A QUIEN OFENDE DALIA?

Dalia

JALAPA, VER.-  En una ciudad que se presume cuna de la cultura y las artes, donde la prostitución, la perdida de valores es una característica, las prácticas sexuales  a ojos de todos aun en las escuelas oficiales o particulares, me viene a la  mente preguntar ¿a quien puede ofender la Diputada Local Dalia Perez Castañeda  con su debut como actriz cinematográfica?
Ya han salido los detractores de la joven diputada, cuya imagen fresca y alegre, que pudiera no corresponder a la realidad, la llevo a ser la ganadora de la pasada elección local,  aun en contra de la voluntad de muchos de sus compañeros de partido.
Se dice que la película Chiles Jalapeños, denigra a Jalapa, por favor no  sean exagerados. No conocemos una cinta que enaltezca del todo o que ofenda del todo a un algo.
Si la legisladora  tuvo a bien intervenir en chiles jalapeños, bien por un pago, bien por una simple satisfacción personal, ego que grande eres, pues estaba y esta en su derecho. A mi la realidad, diría alguien, me vale madre que se espanten y se persignen porque la chava salio en paños menores y con el color rojo, ya me imagino, han de ser los amarillos, los azules o los naranjas los que estén atrás de los ataques a Dalia. Miren, mientras la chica haga bien su trabajo en la cámara, lo demás, es verdad, sale sobrando. Si en la legislatura no funciona o no cumple, pues entonces si reaclámenle.Hablamos y decimos que existe igualdad, que no somos misogenos y en la primera oportunidad le jorobamos la paciencia a quien se nos atraviesa. Ya conocemos diputados que lo mismo se ponen mascaras en las sesiones que hacen desmadre y medio, pero allí no pasa nada ¿recuerdan la irrupción en el seno de un  congreso   de unos tipos a caballo? Eso si, era reprobable, pero no paso nada.
De verdad, que bien que Dalia se le ocurrió participar en una cinta que gracias a la publicidad gratuita que le están haciendo por todo el mundo, seguramente se venderá o ya se esta vendiendo hasta en el mercado de los clones, por darle un nombre elegante a lo auténticamente pirata, como orgullosos los vendedores le llaman a sus productos allá en el Mercado Rendon o en la Plaza Clavijero.
Como Dalia no es Sara Maldonado, Ana De La Reguera o la Salma, pues hay que criticarla mientras que a las otras se les aplaude. Coño, déjenla hacer su luchita quien quita y en un descuido, pues algún productor de prestigio la llama y se nos va a Hollywood.
Repetimos, no juzgamos la calidad de la película en la que Dalia interviene, eso será tema de otras entregas y quizá, ni nos corresponda hacerlo, pues en eso no somos especialistas, solo queremos dejar sentado que nuestra diputada estaba y esta en su derecho de hacer fuera de sus horas de trabajo y cumpliendo `previamente con el mismo, lo que se le pegue su regalada gana y ni usted ni yo nos podemos llamar ofendidos por su conducta
En este sentido. Más nos ofenden algunos diputados flojos  o ratones  y ni que decir de algunos malos funcionarios, que sin desnudarse ante las cámaras con ropa interior roja, hacen desmadre y medio  afectando no solo el patrimonio de los veracruzanos, sino hasta nuestra dignidad.
Pero en fin, cada quien su vida y su criterio, que a veces es como su……..muy pequeño.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s