PGJDF se equivocó de sospechoso

MÉXICO — Pese a que ya transcurrieron más de 48 horas desde que el futbolista paraguayo Salvador Cabañas fue gravemente herido en el centro nocturno Bar Bar, las autoridades siguen sin poder establecer el móvil de la agresión.


Autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Distrito federal (PGJDF) reconocieron que la hipótesis inicial respecto a una posible riña o un altercado por alguna diferencia con una bailarina cubana se ha caído pues no existen elementos que la sustenten.
Lo anterior después de la declaración de la bailarina Diana Hernández Díaz, quien acudió de forma voluntaria ante el Ministerio Público e indicó que no hubo discusión alguna entre Cabañas y el sujeto al que se ha identificado como José Jorge Balderas Garza, alias el JJ.
Refirió que tuvo contacto con el cuñado del futbolista, pero fue un intercambio de palabras amistoso, situación que no agradó del todo a Balderas; sin embargo, tampoco derivó en ninguna otra situación.
En este contexto, la PGJDF busca esclarecer ahora el intercambio de palabras que habrían tenido el futbolista y su atacante en los sanitarios, segundos antes de que se registrara el disparo.
Para lo anterior resulta clave la ampliación de la declaración ministerial del empleado del bar Javier Ibarra, quien se encontraba en el interior del baño al momento en que ocurrieron los hechos.
Autoridades de la Policía Judicial informaron a Notimex que dicho sujeto informó en un primer momento que «el JJ» reclamó a Cabañas su desempeño deportivo, hecho que molestó al jugador. No obstante, el trabajador no ha sostenido esa versión ante el Ministerio Público.
En las próximas horas, la PGJDF buscará tocar además una declaración a la ex participante del programa Big Brother, Silvia Irabién la Chiva, quien reconoció a Balderas Garza como el sujeto con el que sostuvo una relación y procreó a una hija.
El objetivo del testimonio de la modelo es conocer más detalles sobre la personalidad del sospechoso y buscar algún dato que pueda facilitar su localización.

ERROR DE SOSPECHOSO

Por otra parte la PGJDF reconoció que se equivoco en la identificación de Eduardo García Alanis como el cómplice de José Jorge Balderas Garza alias el JJ, presunto agresor de Cabañas.
Admitió que Eduardo García Alanis fue detenido en días pasados por robo a cuentahabiente en la delegación Miguel Hidalgo, se le dictó auto de formal prisión el 21 de enero y está internado en el Reclusorio Preventivo Oriente a disposición del Juez 56 Penal, sujeto a proceso por robo calificado.
El subprocurador Luis Genaro Vásquez expresó que el detenido tiene un «parecido asombroso» con el presunto cómplice del agresor de Cabañas cuando se comparan las imágenes del sujeto a proceso con el retrato hablado digital que se elaboro a partir de la imagen del video tomado en el Bar Bar al momento de la agresión.
«Inclusive algunos de los testigos tuvieron dudas al serles mostradas las fotografías y eso fue lo que nos hizo dudar que fuera positiva esta confirmación que ayer (martes) teníamos como preliminar», dijo en entrevista televisiva.
«El trabajo que se hizo en la madrugada y sobre todo la confirmación que ahora tenemos ya de las autoridades judiciales en el sentido de que esta persona continúa en el interior del reclusorio a disposición del juez descarta esta identificación preliminar que se había hecho, no así en el caso del JJ, agregó.
«La información que dimos ayer, efectivamente, confirmamos que no es la correcta», reconoció y manifestó: «no tenemos ahora la identificación de el Paco (o el Contador); ya se descarta que sea Eduardo García Alanis».
Por otro lado informó que se desdibuja la hipótesis de que la bailarina cubana Diana Hernández fuera el motivo del incidente, pues su presencia al parecer es circunstancial, pero se investiga un posible altercado entre Salvador Cabañas y Balderas Garza, «sobre qué tema o en qué sentido o de qué manera fue suscitado este incidente todavía no tenemos la información plena».

ESCENA DEL CRIMEN ALTERADA

La PGJDF también confirmó que hubo una alteración premeditada de la escena y del lugar de los hechos donde se cometió el ataque contra el futbolista paraguayo Salvador Cabañas.
El subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJDF, Luis Genaro Vásquez, reveló que el responsable de dicha alteración es un empleado de nombre Javier Ibarra, quien habría presenciado el momento de la agresión y que luego intentó limpiar la sangre en el piso.
«El ya aceptó haber alterado la escena del crimen, él acepta haber lavado el baño después de ocurrido el ataque», indicó el funcionario.
De los 14 testigos con los que se cuenta hasta el momento, Genaro Vásquez destacó la importancia de Ibarra ya que es el único que al parecer presenció lo ocurrido en el interior del sanitario de hombres, donde el futbolista fue atacado por José Jorge Balderas Garza y un cómplice.
«Nosotros consideramos que este sujeto es un testigo clave de los hechos, era el responsable de los baños y esta persona pudo haber atestiguado los hechos, por lo que tomaremos una ampliación a su declaración y nos detalle lo que ocurrió», explicó.

AGENCIAS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: