EDUARDO NAJERA, SE DESPIDIÓ

NAJERA

Tras jugar con los chiquitines y motivarlos a ser buenos deportistas y buenos estudiantes, Eduardo Nájera se despidió este domingo de los pequeñines del Campamento de Verano “Halconcitos Rojos Veracruz” 2011.

Durante dos días, el mejor basquetbolista mexicano, volvió a dar muestra de su sencillez y calidad humanas así como del gran amor que siente por lo niños a quienes no dejó de motivarlos a sigan “jugando el basquetbol, que sigan desarrollándose, siendo buenos estudiantes porque es lo más importante; porque a lo mejor muchos de nosotros no podemos llegar a NBA por eso deben basarse en sus estudios”.
Acompañado del ingeniero Leonides Rodríguez, presidente del Club Halcones Rojos Veracruz, así como de su amigo y compadre Óscar Castellanos, Eduardo Nájera arribó al Gimnasio de la Universidad Cristóbal Colón alrededor del mediodía y de inmediato llamó a sus pequeñines para jugar varias “cascaritas” con ellos.

 

NAJERA

No sólo juega con ellos; bromea, les quita el balón, se tira en el piso, pide que le marquen falta, es un niño más entre los más pequeños que mientras defienden o atacan no pierden la oportunidad de fijar bien en sus memorias esos momentos para finalizar comentando que “jugué con Nájera” aunque hayan perdido.
Con los más grandes pelea el balón, les corrige algunas cuestiones de técnica y sale airoso con las niñas, que lo dejan gratamente impresionado.
Después de la “cascarita” llama a dos jovencitos con los que se mete en una competencia de tiros de tres. El primero que meta cinco gana. Perdió uno y ganó otro para después dejar que su amigo Óscar Castellanos pruebe si sabe tirar desde esa distancia.

 

NAJERA

Agotado por el fuerte calor y acusando aún el cansancio del viaje reúne a sus peques para despedirse de ellos no sin antes exhortar a sus padres a que  “sigan motivando a sus hijos no sólo en el basquetbol sino en todos los deportes. Lo bonito de este estado es que el gobierno está interesado en apoyar a la niñez”.
Finalmente, Óscar Castellanos, director de la Escuela de Baloncesto Infantil y Juvenil “Halconcitos Rojos Veracruz”, agradeció a los niños, a sus padres, a las autoridades de la Universidad Cristóbal Colón por las facilidades prestadas para que este convivio pudiese llevarse a cabo en sus instalaciones; al Club Halcones Rojos Veracruz y especialmente a Eduardo Nájera “por el tiempo que nos dedica, por su disposición para venir, es un tipazo”.
Al término de estas palabras, los ahí presentes le brindan un caluroso aplauso como despedida y agradecimiento por el tiempo que estuvo con ellos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: