Carlos Salcido, el gran traidor

Por: Joaquin Peredo.- Cuando la Liga de Balompié Mexicano fue creada, desde luego que parecía ser una excelente opción para ser una alternativa contra el corrupto monopolio de la Federación Mexicana de Futbol y sus ligas y divisiones, dada la defraudación fiscal, tráfico de influencias y lavado de dinero que la mayoría de los clubes mexicanos y por supuesto Televisa y TV Azteca, han venido realizando desde hace muchos años.

Luchar contra quienes se sienten dueños del futbol, cobijados por las corruptas autoridades deportivas del país no es nada fácil, menos aun cuando se nace con el enemigo en casa y lo peor durmiendo en la misma cama.

Víctor Montiel y Rafael Fonseca, habían anunciado en Jalisco específicamente en Guadalajara, la creación del Circuito que para muchos significaba la posibilidad de seguir en activo después de ser desechados por los clubes y equipos de la Femexfut, que de la noche a la mañana, atropelló los logros laborales no solo de los deportistas, sino también de todo el entorno que alcanzó hasta los vendedores de cacahuates que se instalaban en las afueras de los estadios.

Un verdadero atropello, consentido por otro ente corrupto al máximo, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

Ya en diciembre de 2019, el monopolio, la mafia existente en la Femexfut, había borrado del mapa a los Tiburones Rojos y a su presidente Fidel Kuri Grajales.

A Fidel, lo ayudaron en la chambita muchos de los jugadores que habían gozado de las prebendas en la llamada Liga Mx. La última aparición del tiburón rojo se dio en una noche donde el futbol brilló, pero en contra, ante un Pirata Fuente lleno a reventar y un América, que sin hacer mucho, acabó con los rojiazules por cinco goles a cero.

Semanas antes, la plantilla en protesta por la falta de pagos e instigados desde dentro de la Femexfut, impulsados por Álvaro Ortiz, empleado de los mafiosos dueños del futbol, dizque presidente de la Comisión del Jugador. Este sujeto, había sido enviado desde Toluca, donde reside la Femexfut, para entablar dialogo con los jugadores y convencerlos de que debían acudir a quejarse ante la Comisión de Controversias para que pudiera actuar la misma federación en contra de Kuri y de paso contra el pueblo y demás gente simpatizante de los Tiburones, pasando por empleados de todos los niveles.

Y cuando decimos que afectaron al pueblo, es porque en esa decisión radical dejaron sin trabajo a mucha gente inclusive, en la cuneta de ingresos con daños colaterales para restaurantes, hoteles e incluso transportistas.

Carlitos Salcido y compañía, las cabezas visibles en los Tiburones Rojos de la chamba a Kuri, como decíamos, semanas antes del juego contra el América, se habían prestado a una gran farsa, saltando a la cancha para jugar contra Tigres de la UNL, pero en los primeros minutos permanecieron inmóviles después del silbatazo del árbitro y Tigres tomo una ventaja en el juego, rompiendo un supuesto pacto de inactividad que por algunos minutos aparentemente estaba acordado entre los capitanes de los dos conjuntos.

El público que pagó por ver un espectáculo, podrá decirse que lo recibió, era el mismo que Carlos Salcido y compañía, terminaron mostrando al igual que su pobreza ética y el poco respeto por una profesión, enlodaron a mas no poder.

En medio de su componenda, Carlos Salcido terminó plegándose a los enviados de la Femexfut, incluyendo el responsable de la Comisión de Controversias, dando motivo al atropello final contra Kuri y los Tiburones Rojos.

Cabe recordar, que las diferencias entre Kuri y los dueños del futbol, surgieron de pasajes que le provocaron el ser encuerados ante la opinión mundial, por el asunto de la defraudación fiscal, lavado de dinero, por los dobles contratos que tanto con directores técnicos como con jugadores se dieron en el futbol y siguen dando.

Al verse descubiertos, provocó la ira de los evasores del fisco disfrazados de dueños o directivos de equipos.

Antes se había dado el capítulo, donde Fidel Kuri había acariciado en pleno partido a Edgardo Codesal, lo que le trajo la suspensión de un año.

La falta de pagos a los jugadores, la lealtad traicionada por la plantilla que encabezaba Carlos Salcido, terminó por la marginación del Tiburón, contra la cual está batallando todavía el camaleón Fidel Kuri Grajales.

Pues en enero de este año, como apuntábamos antes, surgió la iniciativa para la creación de la Liga de Balompié Mexicano, que aparentemente no dependería para nada de la Femexfut, pero en la cual se enquistaron muchos que habían trabajado y tenían conexión con la mafia de la propia Federación Mexicana de Futbol.

Ya decíamos antes, que la iniciativa para conformar la liga era de Víctor Montiel y Rafael Fonseca, que según parece, solo tenían el mérito de andar talacheando en divisiones de ascenso.

En la búsqueda de darle imagen a esa nueva organización, cometieron el peor error que se haya conocido, ubicar como presidente de la Liga de Balompié a Carlos Salcido.

Como jugador, en su momento, nadie le podía discutir méritos al nuevo presidente de la LBM. En todo caso, lo reprochable fue el cierre que las canchas tuvo sirviendo de tapete para la Femexfut y el caso Tiburón Rojo, pero ahora supuestamente lucharía sin pelear contra la mafia del futbol, aunque él seguía siendo parte de la misma.

Además, probado estaba, que fuera de las canchas sus relaciones con personas del mismo sexo, secretos de alcoba que terminaron siendo conocidos públicamente, lo marcaron.

De todos es conocido el capítulo aquel en Monterrey cuando algunos jugadores del TRI metieron a sus recamaras lo mismo mujeres de la vida alegre que ha invertidos, desde luego, Carlitos Salcido escogió uno de estos, en el amplio sentido de la palabra.

La noche de copas al hacerse pública, provocó algunas reacciones, pero el jalisciense que pasó por Chivas, Tigres y el Futbol Holandés, siguió activo hasta su triste fin como esquirol en el Tiburón de Kuri.

Ahora en la Liga de Balompié Mexicano, es juez y parte, provocando que la ignorancia de Víctor Montiel y Rafael Fonseca, tenga al borde de la desaparición a la Liga y con la puerta abierta para la cárcel tanto para Fonseca como para Montiel, pues al final “el chaquetas Salcido”, al igual que lo hizo con aquel invertido, traicionando a su mujer, ahora hace lo propio con quienes creyeron en ese proyecto independiente donde está arrastrando a familias enteras, que habían visto en la Asociación Nacional de Balompié, una fuente laboral y para quienes también la consideraban una forma de proyección internacional.

Tanto Fonseca como Montiel, deben saber desde ahora que si a alguien le deben el boleto al bote, ese se llama Carlos Salcido.

Aún están a tiempo de enmendar el camino, pero no les queda mucho tiempo.

En otro artículo, detallaremos como muchos conjuntos existieron en el papel en esta liga y de cómo la señora Ana María Macías Juárez, ahora de acuerdo con Gustavo Matosas en complicidad con el propio Fidel Kuri, pretenden revivir a Tiburón Rojo, en la Liga de Expansión.

A la supuesta dueña del Atlético Veracruz, que semana a semana reniega de la LBM, le caería bien una investigación de la UIF, pues se dice que hay dinerito blanqueado por algunos negocios oscuros relacionados con el Petróleo Mexicano y solapada por las autoridades correspondientes, incluidos algunos funcionarios del edifico que se encuentra en la Avenida Ruiz Cortines y Lázaro Cárdenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s